Masaje Yoni: Guía completa

No hay duda de que el masaje es beneficioso en muchos sentidos tanto para hombres como para mujeres. Hoy hablaremos del masaje Yoni y cómo puede beneficiarte a ti y a tu pareja.

Aprenderás cómo esta experiencia puede aumentar tus sentidos, acercándolos a los sentimientos de iluminación espiritual y emocional.

Masaje Yoni: Guía completa

Si buscas mejorar el sexo, es importante crear conciencia mental, mientras que también fortaleces la conexión emocional, espiritual y física entre tu pareja y tú.

El masaje Yoni te ayudará a lograr esto. Puede llevarte a explorar el Kama Sutra, y las diferentes ramas del sexo tántrico, ayudándote a condimentar tu vida amorosa mientras que profundizas tu vínculo con el otro.

¿Qué es el masaje Yoni?

Es una práctica tántrica y una forma de masaje sensual que ayuda a las mujeres a explorar, entender y sentirse cómodas con sus cuerpos.

Yoni es una palabra sánscrita para la vagina que se traduce como "espacio sagrado".

Se puede hacer entre una mujer y un hombre, o entre dos mujeres, o incluso en solitario.

Generalmente lo realiza un profesional instruido en esta práctica, que se enfoca en áreas sensibles como la vagina, la vulva, los senos y el vientre.

Sin embargo, también puede hacerlo tu pareja.

La mujer que recibe el frotamiento debe enfocarse en ejercicios de respiración, que le ayudarán a liberar tensiones tanto mentales como físicas.

El resultado para el receptor es un mejor entendimiento de lo que le da placer a su cuerpo.

Los beneficios para las mujeres

Aunque los orgasmos pueden ser parte del masaje Yoni, no es el único enfoque. Tiene muchos otros beneficios.

Estas son sus principales ventajas:

Los siete chakras son los siguientes:

Los beneficios para los hombres

Chicos, os preguntaréis qué beneficios podéis disfrutar dándole un masaje Yoni a vuestra chica. Bueno, aquí están:

Cómo realizar un masaje Yoni

Aunque puedes acudir a un profesional entrenado, hay muchos beneficios de aprender esta técnica por ti misma.

En las siguientes secciones, te mostraré paso a paso como dar un asombroso masaje Yoni.

Si no tienes pareja, no te preocupes, ¡también puedes realizarlo tú sola!

Crea un ambiente adecuado

El masaje Yoni, como he mencionado, no se trata tanto de llegar a la línea de meta, como de disfrutar del viaje hacia el orgasmo.

Necesitas crear un ambiente que ayude a aliviar el estrés y una atmósfera que acoja la suave energía de una friega curativa.

La importancia de la respiración

Un elemento esencial del masaje Yoni, y para asegurar la mejor experiencia posible, es la respiración.

Aquí tienes un ejercicio de respiración que puedes hacer para entrar en un estado de relajación:

  1. Siéntate en el suelo o en una almohada de meditación con tu pareja enfrente de ti.
  2. Al unísono, exhalar profundamente.
  3. Cerrar la boca e inhalar suavemente por las fosas nasales.
  4. Aguantar la respiración durante 7 segundos permaneciendo en sincronía.
  5. Exhalar durante 8 segundos por la boca.
  6. Repetir este ejercicio de respiración tres veces.

Comienza el masaje en los pechos

El inicio no debe ser la vagina. En su lugar, comienza por los senos, y lentamente pasa a la zona del estómago y el ombligo.

Estas son algunas de las áreas más sensibles y llenas de terminaciones nerviosas.

Usar un aceite de coco de calidad sería una buena opción para facilitar la frotación. Pero primero caliéntalo entre tus manos para licuarlo.

Comienza a masajear su vientre, sube lentamente hasta las costillas, luego entre los pechos, y baja de nuevo.

Ten cuidado de no poner demasiada presión, pero al mismo tiempo, no frotes muy ligeramente ya que esto puede provocar cosquillas.

Cuando su cuerpo se caliente, puedes masajear y acariciar las áreas de la areola (anillo de piel pigmentada alrededor del pezón).

Cuando sus pezones estén erectos, puedes empezar a masajearlos, acariciarlos y pellizcarlos ligeramente.

También puedes hacer círculos alrededor de los pezones. Solo ten cuidado de no estimular demasiado esta zona ya que puede causar un efecto inverso.

Técnicas de masaje Yoni

Ahora que sus pezones están erectos y está excitada y lista, es el momento de masajear su yoni o áreas vaginales.

Ten en cuenta que la penetración puede no ser necesaria en este momento. Céntrate en otras áreas de la vagina para aumentar la circulación sanguínea.

Movimientos circulares

Empieza acariciando el área alrededor del clítoris pero sin tocarlo directamente.

Da suaves golpecitos usando dos o tres dedos como máximo. Sé consciente del ritmo de tus movimiento, y de cuánto está disfrutando ella.

Explora con movimientos circulares. Amplía el círculo cuanto más lejos estés de su clítoris.

Y cuando te vayas acercando, comienza a hacer tus círculos más pequeños. Visualízate canalizando el flujo de sangre a la zona del clítoris.

Cuando tus círculos sean tan pequeños que solo estés rodeando el capuchón de su clítoris, continúa con suaves movimientos circulares en esta área.

No muevas el capuchón del clítoris, ya que esto revelará la parte sensible, que puede no estar lista aún para la estimulación directa.

No olvides los labios

Un área que no debes descuidar son los labios vaginales.

Esta puede ser un área bastante obvia, o puede estar completamente oculta por la piel pélvica. Los labios de cada mujer son ligeramente diferentes.

Los labios contienen una gran cantidad de terminaciones nerviosas que los convierten en otra área excitante que se excita durante el masaje.

Una vez que los encuentres, puedes hacer un trazo con tus dedos alrededor de cada labio.

Empujar y tirar

Coloca tu dedo índice izquierdo y el derecho a cada lado del capuchón del clítoris.

Suavemente usa un movimiento de empujar y tirar para revelar la punta del clítoris y luego retraerlo una vez más.

En cierto modo, puedes imaginar que esto es como cuando te masturbas con el pene. La punta del clítoris es el equivalente femenino de la punta de tu pene.

Sólo asegúrate de no hacer un movimiento rápido de sacudida, ya que esto NO suele gustarle a las mujeres.

Aplica solo un poco de presión en cada lado. Asegúrate de evitar niveles extremos de presión en la parte superior del capuchón.

Comienza lentamente, y luego a medida que el masaje se intensifica, puedes acelerar tu toque. En este punto, puedes empezar a jugar con varias presiones para aumentar la sensación y la estimulación.

El final

Incluso en este punto, es importante recordar que esta no es una carrera para llevarla al orgasmo. De hecho, algunas técnicas de yoni tántrico evitan el orgasmo.

Sin embargo, si deseas terminar con un orgasmo, los siguientes pasos deberían ayudarte a lograrlo.

Es hora de combinar todas las técnicas que has hecho hasta ahora, estimulando múltiples áreas al mismo tiempo.

Empieza por la parte superior de su vagina, y ve bajando hasta la parte inferior, pasando por el clítoris, los labios y la abertura vaginal.

Luego, desde la parte inferior, debes volver a subir hasta la parte superior de la vagina y repetir el paso de arriba a abajo y viceversa una y otra vez.

Ahora querrás aplicar más presión que antes, y también ajustar la velocidad según lo que más le guste a ella.

También puedes probar con movimientos a dos manos.

Por ejemplo, usa una mano para masajear el clítoris mientras con la otra mano exploras y acaricias los labios vaginales.

Intenta mantener los movimientos de tus manos sincronizados entre sí.

Si ella está de acuerdo con la penetración, puedes usar tu otra mano para entrar en su vagina.

El punto G es un área sensible que se siente muy bien cuando se le masajea.

Para ello, debes mover tus dedos en un movimiento de "ven aquí", que masajeará la pared superior de su vagina en dirección a su ombligo, donde se encuentra el punto G.

Cómo darse un masaje Yoni a uno mismo

Si no tienes pareja o no estás segura de intentarlo con tu pareja, todavía puedes disfrutar de un masaje Yoni impartido por ti misma.

Incluso puedes ser capaz de aliviar cualquier trauma sexual que tengas mientras te das frotas sola.

Es importante ser paciente contigo misma y tomarte tu tiempo para explorar y conocer tu yoni.

También puedes probar cualquiera de las técnicas anteriores en ti misma. Aquí está todo lo que debes hacer:

Si sientes dolor, entumecimiento o incomodidad durante el masaje

Haz una pausa en la zona en la que notes molestias y respira larga y profundamente.

A medida que respiras profundamente, presiona suavemente sobre el área en el que tienes molestias. Y luego, mientras exhalas, libera la presión.

Repite estos pasos y comprueba si la molestia disminuye o cambia de alguna manera.

Recuerdos dolorosos

El masaje Yoni es una forma de curación energética. Durante la experiencia, puede que recuerdes algunos recuerdos o eventos desagradables que han ocurrido en tu vida.

Si esto ocurre, trata de no luchar o bloquear el trauma. En su lugar, sé consciente de que es parte del proceso de curación por el que debes pasar.

Simplemente inhala profundamente y exhala lentamente mientras visualizas y sientes liberarse la energía traumática.

También puedes sentir la necesidad de llorar, enfadarte o tener otros sentimientos no deseados.

Por favor, permítete sentir cualquier emoción que te venga, ya que todo esto es parte del proceso de curación.

Más consejos

Aquí tienes algunos consejos adicionales que pueden ayudarte durante el masaje Yoni.

Cuando trabajes con el clítoris

Muchas mujeres han experimentado dolor o molestias alrededor del clítoris.

Puede que incluso hayan evitado la lengua o el dedo en el pasado.

Esto se debe a que la estimulación directa del clítoris puede ser demasiado intensa y, causa más dolor que placer a muchas mujeres.

Cuando trabajes con el clítoris, intenta girar las caderas, respirar profundamente, y aplicar diferentes presiones, velocidades y golpes para descubrir qué le gusta a esta zona sensible de su cuerpo.

Cuando trabajes con el punto G

El punto G puede ser muy sensible, y al principio, incluso un área ligeramente dolorosa para trabajar.

Las mujeres también suelen sentir la necesidad de orinar cuando se estimula el Punto G, lo que puede llevarlas a rehuir el placer en esta zona.

Para descubrir el placer de esta zona, es mejor dar un primer masaje alrededor del Punto G.

El Punto G está situado en la pared frontal de la vagina en el mismo lado que el ombligo, de 5 a 7 cm dentro. Tiene una textura similar a la cresta de la boca.

Una vez que se sienta cómoda con la estimulación alrededor del punto G, puedes pasar a masajearlo directamente.

Termina la sesión celebrándolo

Celebra tu masaje Yoni contigo misma o expresa tu gratitud a tu pareja al final de la sesión.

Al celebrar lo que descubriste, sentiste o lograste durante la experiencia, le atribuyes emoción, haciendo que sea más probable que recuerdes estos resultados positivos.

Así que si fuiste capaz de liberar alguna tensión acumulada, descubrir una nueva sensación placentera en tu cuerpo, o cualquier otra cosa, ¡asegúrate de celebrarlo!

Mejora tu masaje con el huevo Yoni

El uso del huevo Yoni puede ayudarte a fortalecer tu vagina, algo que complementa perfectamente las propiedades curativas y otros beneficios del masaje Yoni.

Este es un resumen de todos los beneficios de los huevos Yoni, y por qué deberías probarlos:

Conclusión

El ritual sagrado del masaje Yoni puede aportar numerosos beneficios para la salud y profundizar la intimidad entre tu pareja y tú.

El cuidado de la vagina siempre es importante, ya sea a través de la frotación, o los huevos.

Esperamos que hayas aprendido algo nuevo en esta guía completa sobre el masaje Yoni. Si te gusta lo que lees y piensas que puede beneficiarte a ti o a tu pareja, ¡pruébalo!