Cómo tener un orgasmo anal: todas las claves

¿Te sientes [email protected] y [email protected] para experimentar una nueva sensación? ¿Has oído hablar sobre el orgasmo anal y quieres saber si es posible tener uno? Bueno, has venido al lugar correcto.

Puedo ayudarte a tener orgasmos anales consiguiendo una mentalidad correcta y siguiendo las técnicas adecuadas.

Cómo tener un orgasmo anal: todas las claves

Cada persona es diferente, pero voy a incluir varios consejos para asegurarme de que todos estén cubiertos. Repasaré los tipos de orgasmos anales que puedes tener, cómo se sienten y cómo tener uno tu [email protected].

Tal vez sea la primera vez que exploras esta nueva frontera. O puede que tengas más experiencia y quieras llevarla al siguiente nivel. En cualquier caso, seguro que aprendes algo nuevo aquí.

Ten la mente abierta

Cualquiera se aburriría de tener continuamente el mismo tipo de sexo, una y otra vez. Es humano y totalmente natural ansiar la novedad, tanto en la vida ordinaria como en el dormitorio.

Esto puede ser redundante, ya que ya estás investigando sobre el orgasmo anal. Pero mantener tu mente abierta a recibir diferentes tipos de placer es la clave.

Tener expectativas sobre cómo se "supone" que se siente un orgasmo sólo te detendrá.

Además, es probable que sientas un orgasmo anal muy diferente a lo que estás [email protected] El primer paso para tener una experiencia alucinante es mantener la mente abierta.

Tipos de orgasmos anales

Para tener tu primer clímax anal, necesitarás saber cómo se provocan.

Tanto en hombres como en mujeres, el recto y el ano están relacionados con el sistema sexual. La forma en que estas partes se estimulan tendrá un impacto en los genitales.

¿Cómo se producen? Tu ano está lleno de terminaciones nerviosas, algunas de las cuales están conectadas al clítoris (si eres mujer).

El punto G también puede estimularse mediante la penetración por el ano, a través de la pared vaginal. Y las mujeres también tienen un punto profundo justo antes del cérvix, que puede causar un orgasmo.

Otra posibilidad es estimular el clítoris como lo harías normalmente durante la penetración por detrás. Esto puede causar un placer muy intenso.

Y si eres hombre, el nervio que va al pene también se extiende al ano. También puedes llegar al éxtasis mediante la estimulación de la próstata (hablaré sobre esto más adelante).

Como puedes ver, independientemente de tu sexo, tienes varias opciones para que la estimulación anal sea divertida.

¿Cómo es un orgasmo anal?

Los orgasmos, en general, son eufóricos, placenteros y, a veces, terribles.

Algunos dicen que los anales son incluso mejores que los estándar.

Las mujeres mencionan que es similar a un orgasmo del punto G. Pero esta sensación será mucho más intensa si estimulas el clítoris durante la penetración anal.

Los hombres indican que son el doble de intensos que los orgasmos genitales.

Pero aquí está la sorpresa: ¡Los orgasmos prostáticos también tienen beneficios para la salud!

¿Estás intrigado? Entonces entremos en los detalles de cómo tener un orgasmo anal.

Cómo prepararse para la penetración anal

El sexo anal requiere más preparación que el vaginal. Esto se debe tanto a la limpieza como al hecho de que el esfínter necesita tiempo para relajarse y abrirse.

Las personas que afirman que la penetración por el ano duele no se han tomado el tiempo necesario para prepararse y relajarse completamente.

Olvida los rumores que has oído afirmando lo contrario. No hay razón para que tenga que doler.

Y para asegurarme de que nunca te resulte incómodo, voy a hacerte un resumen de los pasos importantes que debes hacer para prepararte.

Preparación mental

Llegar al clímax durante la penetración anal es totalmente posible, pero sólo si tienes la mente abierta a ello.

Los orgasmos nunca son un acto puramente físico, sino que se producen en su mayor parte en la mente.

Si te sientes [email protected] o tienes miedo, simplemente no es el mejor momento para tratar de conseguir el éxtasis.

Así que no elijas un día en el que estés [email protected] o [email protected] por el trabajo.

En su lugar, elige un momento en el que te sientas juguetón, excitado y tengas suficiente tiempo para dedicarte a este acto íntimo con tu pareja.

Los músculos del ano y del recto pueden relajarse con la mentalidad adecuada. Ignorar este paso aumentará el riesgo de sufrir dolor o molestias.

Algo que te ayudará a relajarte es practicar técnicas de respiración profunda en los días o semanas previas al acto.

Ser capaz de relajarse a voluntad te ayudará a sentirte menos distraído y a aflojar los músculos para conseguir todo el placer.

Limpieza

El siguiente paso clave para llegar al clímax es la limpieza. Como ya he repetido varias veces, una experiencia cómoda y placentera depende de lo relajado que estés.

Y es difícil estar relajado si te preocupa que tu pareja se encuentre con materia fecal cuando esté jugando con tu trasero.

Cada persona necesitará un nivel de limpieza diferente para sentirse limpio y listo para la penetración por el ano.

Si eres muy escrupuloso y te preocupa la higiene, no te pierdas mi detallada guía de higiene anal.

Si, en cambio, no te preocupa en exceso, seguro que puedes arreglarte con una higiene básica. Para ello, antes de empezar el juego limpia tu ano con agua tibia y jabón.

Luego puedes lubricar tu dedo e insertarlo unos centímetros para ver si el área está libre de desechos.

Lubricación

A diferencia de la vagina, el ano y el recto no se autolubrican. Esto significa que tendrás que usar mucho, mucho lubricante para tener una experiencia agradable.

Puedes elegir entre lubricante a base de agua, o de silicona. Sólo asegúrate de elegir un lubricante en gel diseñado específicamente para el ano.

Éstos tienen una consistencia más espesa, y por eso no tendrás que reaplicarlo tan menudo.

Técnicamente puedes usar un lubricante estándar más ligero para esta zona, pero tendrás que parar frecuentemente para añadir más, lo cual es menos divertido.

Aunque se venden mucho, recomiendo evitar los productos que adormecen o desensibilizan la zona, pues pueden aumentar el riesgo de daño ya que no podrás sentir si algo es demasiado.

Si decides usar este tipo de producto, asegúrate de investigarlo a fondo primero.

Aprende más sobre los distintos tipos de lubricantes para el ano aquí.

Masturbación anal

Hay muchas técnicas agradables de estimulación anal, pero no todas ellas te harán llegar al clímax.

El método más fiable de descubrir qué sensaciones te dan más placer es la masturbación anal.

Agarra tu lubricante, relaja tu cuerpo tanto como sea posible, y comienza a masturbarte como lo harías normalmente antes de incorporal cualquier estimulación del ano.

Una vez que estés lo suficientemente [email protected], intenta introducir la punta de tu dedo en el ano y siéntelo. Puede que notes que está muy apretado, especialmente si esto es nuevo para ti.

Intenta empujar ligeramente los músculos rectales para animarlos a relajarse, y luego vuelve a intentarlo.

Si te gusta la sensación, puede que quieras profundizar más o añadir un dedo. Los juguetes anales son otra idea, y daré algunas recomendaciones (y más detalles) más adelante.

Todo el mundo tiene una preferencia durante la masturbación. Puede que te guste meter y sacar el dedo o mantener la punta del dedo dentro sin moverlo.

Otros pueden disfrutar estimulando sólo el ano, mientras que algunos querrán jugar con sus genitales al mismo tiempo.

Preliminares

Aunque la excitación es importante para cualquier acto sexual, es especialmente importante para el placer anal. Te aseguro que no será divertido a menos que estés [email protected]

Tu meta para lograr el clímax es el placer, así que no hay necesidad de apresurarse. Relájate y disfruta de la experiencia para que la excitación aparezca de forma natural.

Para tener un orgasmo anal primero tienes que creer que es posible y que sucederá. No te pongas frenos mentales y permítete experimentar todo el placer. Es la única manera de conseguir el éxtasis.

Dedos anales

A estas alturas, ya deberías haber experimentado un poco la masturbación anal en solitario. Una vez que lo hayas hecho, puedes invitar a tu pareja para que sea ella la que te toque.

Que empiece con las uñas recortadas y las manos limpias. Aplica un poco de lubricante en el ano y haz que tu pareja se lubrique el dedo también.

Puede introducir suavemente la punta del dedo en el ano mientras respiras profundamente y te relajas conscientemente.

Si todo va bien y te gusta la sensación, puedes añadir un dedo adicional o entrar más profundamente.

Y lo más importante: asegúrate de comunicarte todo el tiempo con tu pareja sobre lo que te gusta y lo que no.

Rimming

Otro estimulante acto para probar con tu pareja es el rimming (tocar el ano con la lengua o los labios).

No solo es excitante por el calor y la humedad, sino que tener la boca de tu pareja en una zona tan tabú es muy estimulante mentalmente.

Tu pareja puede empezar por sentir la zona exterior del ano con los labios y la lengua. Puede continuar hasta insertar la punta de su lengua en tu ano, siempre y cuando ambos estéis cómodos.

Asegurarte de que el área está limpia es importante, por supuesto. Y también puedes usar un protector dental si te preocupa la protección contra las ETS.

Para obtener más información, no te pierdas mi guía completa sobre cómo disfrutar del sexo anal sin dolor aquí.

Cómo alcanzar el orgasmo a través del sexo anal

Una vez que hayas experimentado con los juegos preliminares y la masturbación, es hora de empezar a pensar en la penetración.

Este acto tan estimulante es una gran forma de alcanzar el clímax.

La penetración en sí misma puede llevar al clímax anal ya sea estimulando el punto G o el punto profundo del cérvix a través de la pared vaginal. O por la estimulación de la próstata si eres hombre.

Necesitarás algo de práctica para averiguar la estimulación específica que necesitas para alcanzar el éxtasis a través del ano. Así que no tengas miedo de experimentar, ¡recuerda tomarte tu tiempo!

Y lo más importante... Usa mucho lubricante.

Ten paciencia

Tómatelo con calma y ármate de paciencia. Los orgasmos anales no son inmediatos para todo el mundo, así que trata de disfrutar de la experiencia en vez de enfocarte demasiado en el objetivo.

Ponte cómodo y relájate antes de empezar, luego tómate tu tiempo durante los preliminares.

Intenta tener un orgasmo (¡o dos!) antes de la penetración anal, ya que esto puede aumentar tus probabilidades de llegar al clímax.

A muchas parejas les gusta empezar con el sexo vaginal antes de pasar al ano. Con múltiples tipos de estimulación, se mejoran las probabilidades de tener un orgasmo durante el sexo anal.

Empieza lentamente

Cuando tu pareja entre en tu ano, asegúrate de que lo haga muy despacio para que puedas estar cómodo en todo momento.

Si algo te duele o sientes mucha presión, id más despacio.

Una vez que tu pareja haya entrado dentro, establece el ritmo tú mismo. Comienza con movimientos cortos antes de intentar una penetración profunda.

Experimenta con diferentes posiciones

La mejor posición para el clímax anal depende de ti. Cada persona es diferente.

La mejor oportunidad para tener un orgasmo es utilizar posiciones en las que tú, como receptor, empujes. Puedes optar por ponerte encima para tener el control, o debajo mientras te balanceas hacia adelante y hacia atrás.

Cuando el punto G o la próstata se estimulen a través de la pared vaginal, lo sabrás.

Una vez que sienta el contacto con cualquiera de estas áreas durante la penetración, continúa con el mismo movimiento.

Antes de que te des cuenta, ¡puede que estés experimentando tu primer orgasmo anal!

Orgasmos prostáticos

La próstata (la llave del hombre para el clímax anal) se encuentra de 7 a 10 cm dentro del recto. Tiene alrededor de 3 cm de ancho y su tacto es firme, aunque ligeramente blando.

Puede ser estimulada externamente presionando entre los testículos y el ano.

Hay una protuberancia firme en esta área que puede ser acariciada desde el exterior, aunque es menos probable que se de un orgasmo anal a través de la estimulación externa.

La próstata de un hombre también puede estimularse internamente con un juguete o un pene. Y como está tan cerca del recto, las caricias superficiales pueden conducir a un orgasmo de próstata.

Esta glándula suele responder a una presión repetitiva y firme, pero no hay una forma correcta o incorrecta de estimularla.

Debes experimentar hasta encontrar el movimiento o la repetición que le provoque a tu pareja un orgasmo prostático alucinante.

Doble estimulación

De nuevo, cada persona es diferente. Puedes experimentar con diferentes técnicas y posiciones y aún así no tocar el punto G o la próstata por vía anal.

Si eso ocurre, no te preocupes. No hay nada malo en ti, y todavía puedes llegar al clímax anal. Es posible que necesites algo que yo llamo doble estimulación.

Si el receptor es una mujer, la estimulación doble implicará la penetración y la estimulación del clítoris al mismo tiempo.

Para los hombres, significará acariciar el pene mientras se estimula la próstata.

Créeme: los orgasmos que resultan de tal estimulación son increíbles.

4 Juguetes que te ayudarán a tener orgasmos anales

Los juguetes diseñados específicamente para el placer anal son un gran complemento tanto para la masturbación como para el juego con tu pareja.

Puedes usar un juguete para sentirte có[email protected] con la sensación de introducir objetos por el recto.

O incluso puedes usar algunos juguetes anales (como los plugs) mientras tienes sexo vaginal.

Aquí tienes algunas opciones a considerar:

1. Vibradores anales

Un vibrador anal es una forma divertida de empezar a experimentar con la estimulación de tu trasero.

Como principiante, querrás elegir uno con un cuerpo fino.

Estos juguetes suelen tener una capa externa resbaladiza para facilitar su inserción. Sólo tienes que lubricarlo e insertarlo lentamente durante la masturbación o el sexo vaginal.

2. Plugs anales

Los plugs se insertan en el ano y se dejan puestos ahí. Tienen una base acampanada que los mantiene en su lugar y hace que sean más fáciles de retirar.

Este tipo de juguete viene en todas las formas y tamaños que imaginas. No hace falta decir que, como principiante, querrás elegir un tamaño pequeño.

Si te gusta usar plugs, puedes ir aumentando poco a poco su tamaño.

3. Bolas anales

Este juguete está compuesto por una serie de bolas unidas que van aumentando de tamaño, empezando por la bola más pequeña.

Insertar y quitar las bolas anales puede ser muy placentero.

Como principiante, te aconsejo que selecciones unas bolas muy pequeñas. Esto te ayudará a acostumbrarte a la sensación antes de pasar a tamaños más grandes.

Después de experimentar con las bolas normales, puedes pasar a las bolas vibratorias.

4. Kits anales para principiantes

Si no estás [email protected] de qué juguetes te gustarán más y cuáles no, puedes empezar con un kit de sexo anal para principiantes.

De esa manera, tendrás acceso a una variedad de juguetes y podrás elegir los que más te gusten.

Juguetes anales: consejos de seguridad

A la hora de comprar o probar un juguete sexual para la penetración por el ano, asegúrate de elegir productos diseñados específicamente para el ano.

Los juguetes anales vienen con una base acampanada o un mango al final para evitar que sean succionados por la cavidad rectal y se atasquen.

¿[email protected] para tu orgasmo anal?

Ahora que has leído mi guía, deberías sentirte [email protected] para tener un orgasmo anal que mueva el mundo.

La estimulación anal nunca debería doler. Si lo hace, es una señal de que necesitas aplicar más lubricante o ir más despacio.

Recuerda siempre comunicarte abierta y honestamente con tu pareja. Dile lo que te gusta y lo que no.

Llegar al clímax puede ser intensamente placentero y dichoso.

Puede ocurrir a través de la estimulación interna, la estimulación externa o una combinación de ambas.

Recuerda, si no te ocurre de inmediato, ¡no te rindas! Sólo tienes que seguir experimentando y probando diferentes métodos.

Con esta información, ya estás preparado para experimentar tu primer orgasmo anal.

2022 https://www.tryremedy.com © |